Recomendaciones antes de un crédito inmobiliario

foto compra casa

Existen infinidad de opciones para la compra inmobiliaria, los requisitos dependerán del valor total de la compra, el estado del bien, tu poder adquisitivo, etc, etc.

Con una compra tan significativa hay que estar seguro de lo que comprarás y para qué lo haces. No es lo mismo comprar para vivienda que para inversión, no es lo mismo comprar casa en una propiedad independiente que en un condominio o un departamento. Una vez definido esto medir tus propios recursos y capacidades para hacer la adquisición.

Para vivienda

primero definir qué tipo se adapta a tus necesidades o las de tu familia, ya sea casa o departamento, en la ciudad o en las periferias, número de habitaciones, etc. Considera siempre que es el sitio donde lo más seguro es que estarás varios años o incluso toda una vida.

Siempre tener claro tu capacidad de pago y endeudamiento, ya que, con esta información que adquisición y que inmobiliaria te convienen relacionando con las cifras de monto de entrada, valor máximo de cuotas y plazos de pago.

Por lo general, para adquirir una casa o departamento, el pago inicial es alrededor del 30% del precio total y el resto se paga con financiamiento a largo plazo. Hay que tener cuidado de no hacer gastos superiores a tu capacidad, ni en el pago inicial ni en las cuotas recurrentes. Los expertos sugieren que el pago inicial no sobrepase el 50% de tus ahorros totales y que las cuotas mensuales no excedan el 30% de tus ingresos.

Prácticamente todo banco tiene planes de créditos hipotecarios, cada uno basado en el tipo de adquisición y tu poder adquisitivo, ya sea para construcción, viviendas usadas, oficinas, remodelaciones, si vives en el extranjero, etc. Todo esto determinará el monto que te van a dar, el tiempo de pago y el interés.

Por lo general cada gobierno tiene su propia entidad financiera o su propio banco, en estos a pesar que los intereses y los costos generales son prácticamente iguales a cualquier banco privado los requisitos mínimos para acceder a este servicio suelen ser menos exigentes en cuanto a tus ingresos recurrentes, propiedades, etc. Pero también los tramites suelen tomar más tiempo hasta concretar todo.

En compras para inversión

Normalmente solo tienes un interés real que es obtener una ganancia después de la compra, por la naturaleza de estas adquisiciones hay que tomar en cuenta otros factores que en esencia es todo lo que influye en la plusvalía (revisa nuestro post sobre plusvalía). Al igual que para la compra para vivienda los bancos tienen planes de financiamiento para este tipo de compras, pero hay más opciones.

Al ser compra para inversión es muy común que se haga en conjunto con otras personas, siendo las formas más comunes en fondos de inversión mediante fideicomisos y más recientemente crowfunding inmobiliario. Son opciones que vale la pena tomar en cuenta porque así el gasto en tu inversión es mucho más bajo y en consecuencia disminuyes el riesgo. Pero claro al estar en sociedad con otras personas tienes que tener muy claro los asuntos legales, siempre asesorate con un abogado especializado en el tema antes de firmar cualquier documento para asegurarte que una vez que la sociedad recupere la inversión el dinero vuelva a ti con la ganancia que esperabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *