¿El albañil no te entiende y el arquitecto es muy caro?

imagen ingeniero

Una construcción “artesanal” la puede hacer cualquier persona con conocimiento mínimo y puede verse bien a simple vista, pero es una bomba de tiempo.

En el caso de no contratar a un profesional, los resultados podrían ser desastrosos a largo plazo, en ocasiones muy remotas se notan los errores a corto plazo por malas prácticas constructivas como:

  • Las tan obvias paredes cuarteadas.
  • Fallas tan simples como equivocarse en las medidas de mezcla de materiales puede provocar problemas de humedad o toxicidad dentro del inmueble.
  • Estructuras mal planteadas sin seguridad para sismos o terremotos.
  • Distribución de espacios.
  • Problemas de entradas de luz, ventilación, etc.

¿Podrías vivir en una casa donde falle las instalaciones eléctricas, se taponen los baños, huela a humedad o sea muy fría?

Hay una frase que dice, “lo barato sale caro”. Contratar a alguien no calificado porque es más barato, no siempre puede ser buena idea.

Hablando de reconstrucciones hay dos razones cruciales para contratar un profesional, una es seguridad y la otra legalidad. Una reconstrucción requiere una planificación en la que se verifica el estado real del inmueble, un cronograma con tiempo de entrega y presupuesto por eso puede parecer que es más costoso contratar un arquitecto, pero a largo plazo te va a ahorrar muchos problemas y costos de mantenimiento y correcciones de la construcción inicial.

Hay más ventajas al contratar un profesional.

Un proyecto redactado por profesionales, se basa en estudios de diferentes factores como terreno, clima, material, costo, necesidad del usuario final, conocimientos de cálculo, hidráulica, mecánica, estructuras que les permiten encargarse del diseño, construcción y mantenimiento de infraestructuras.

Además, aprovechar al máximo todos los aspectos de sus servicios como:

  • Propuestas Creativas
  • Presupuesto real
  • Selección de materiales adecuados
  • Seguridad y responsabilidad civil
  • Gestión y Trámites
  • Y lo más importante, garantías de su trabajo, que la obra terminara con éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *