¿Cómo saber sí vivir “cerca” o “lejos” te conviene?

foto perimetrales

Con el crecimiento acelerado de las grandes ciudades muchas personas prefieren estar lejos del ajetreado ritmo que estas tienen, sin embargo, existen tantas ventajas como desventajas de alejarse dependiendo de tus necesidades.

Según una encuesta a usuarios que buscan vivienda para comprar o arrendar, la decisión se basa en las siguientes características:

Ubicación

  • Cerca del trabajo
  • Zona céntrica de la ciudad
  • Zona alejada de la ciudad

Precio

  • En caso de comprar, que la inversión aumente su valor por plusvalía

Distribución

  • Tener cocina tipo americana
  • Espacios de ocio (gym, área de bbq, salón de eventos o comunal etc)
  • Dormitorios con espacios bien aprovechados

Calidad de construcción

  • Entrada de luz
  • Ventilación
  • Que entre la luz de sol

Extras

  • Seguridad / guardianía
  • Aislamiento de ruido y frío
  • Sistema de ahorro de agua y luz
  • Generador de energía

Al vivir dentro de la ciudad tienes casi cualquier servicio o producto a la mano recorriendo distancias mínimas o con entregas a domicilio de lo que necesites, servicios a escoger como internet o cable. También y sobre todo para familias con hijos con actividades extra curriculares como cursos o clubes es muy fácil encontrar opciones cercanas y algunas hasta con su propio recorrido.

Parejas jóvenes y estudiantes de universidad es más conveniente la vida en el centro de la ciudad por horarios de trabajo, pasantías, clases, reuniones entre amigos del trabajo o de estudios.

La razón más común para vivir en las periferias de la ciudad son los precios, que tienen una notable diferencia, los arriendos o precios de venta en las viviendas suelen ser mucho más económicos y las construcciones en general más espaciosas, pero no todo es ventajas, estas zonas implican otros gastos, el más obvio es el aumento en transporte ya sea público o tu propio vehículo. Los pasajes son más costosos para llegar a la ciudad o simplemente se consume más gasolina por la distancia, incluso algunas familias optan por tener más de un vehículo propio.

Al haber menos gente y menos comercio de productos básicos resulta un poco difícil conseguir algo de forma imprevista, claro que esto se soluciona simplemente manteniendo planificado tus salidas a la ciudad para conseguir provisiones.

En muchos barrios de las afueras de la ciudad se contrata vigilancia privada adicional como cámaras y patrullaje, a pesar que el público en general suele sentirse más tranquilo que en los sectores céntricos de las ciudades.

Una ventaja muy grande que tienen las zonas apartadas es que, si te gusta el deporte, para salir a correr o un paseo en bicicleta no tienes que ir a ningún lado en particular, la propia zona es tu pista, con poco ruido, poco tránsito, aire fresco y amantes de los animales.

En fin, las zonas periféricas se han vuelto una alternativa cada vez mas común sobre todo para familias y amantes de animales, mientras para estudiantes, parejas jóvenes, trabajadores o viajeros las zonas céntricas; todo depende de tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *