5 consejos para evitar estafas inmobiliarias

foto negociacion

La compra de bienes raíces al ser de montos tan elevados suele ser una opción comprar proyectos que aún están en planos o a mitad de ejecución, esto disminuye el precio y puede ser más accesible. Sin embargo, este tipo de compras es donde más riesgo se tiene de caer en estafas.

La estafa inmobiliaria es una práctica común en la mayor parte de Latinoamérica; ofreciendo precios accesibles al público y vendiendo proyectos que básicamente aún están en etapa de “idea” algunos estafadores se han hecho millonarios.

Como con cualquier compra grande lo mejor es asesorarse con expertos en el tema, que, en este caso serían abogados y arquitectos que hacen este tipo de transacciones de forma frecuente. De todas maneras, para el público en general hay varias maneras de evitar ser víctimas y todas estas implican informarse bien.

Para empezar, lo que engancha a casi cualquier comprador, el bajo costo. Los estafadores necesitan la mayor cantidad de gente posible desembolsando dinero lo antes posible, porque la estafa sale a la luz en tiempos relativamente cortos y tienen que huir ya con el dinero en la mano. Pueden ofrecer pagos iniciales ridículamente baratos y costos finales que no cubrirían ni el material de una obra. Entonces, si algo parece demasiado bueno para ser verdad, seguramente no sea verdad.

  1. Es importante revisar la procedencia de tu compra, es decir la trayectoria de la empresa, agencia, o corredor de bienes raíces que te está vendiendo y por supuesto el estado legal del terreno donde se va a levantar el proyecto.Todo lo mencionado es información pública que se puede revisar en las páginas de la Superintendencia de Compañías, de la Fiscalía y de la Judicatura.
  2. La empresa debe estar inscrita legalmente, activa, al día con las obligaciones legales y tener el monto de capital social suficiente como para levantar el proyecto. Un buen indicativo de legalidad es la trayectoria de la empresa, con varios años en el mercado y proyectos ya entregados totalmente.
  3. También se puede saber quiénes son los gerentes o propietarios de las empresas e investigar sus estados legales como personas naturales, ya que puede ser que la empresa sea nueva y no tenga ningún inconveniente legal aún, pero sus propietarios ya tengan antecedentes.
  4. Algunos estafadores solicitan las primeras acreditaciones a cuentas de terceros, a esto no se debe acceder por ningún motivo, el dinero tiene que ir a cuentas del proyecto y siempre respaldado por algún documento legal.
  5. Es un requisito fundamental respaldar los términos de la negociación con la firma de un documento público, para ello es necesario que un abogado revise los documentos a suscribir y de esta manera asegurar su veracidad y conveniencia. Esto es un respaldo no solo para evitar estafa sino también para cualquier exigencia de uno como cliente respaldada de forma legal.

En fin, la clave está en la información concreta, no hagas compras basado en suposiciones o palabrería de un buen vendedor. Una compra inmobiliaria te puede dar una beneficio muy grande a largo plazo si la haces bien.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *